lunes, 11 de octubre de 2010

Seven Nation Army

Hace ya una semana que volví de París, pero hay algo que aún no consigo borrar, y tampoco es que quiera hacerlo: La sensación de que a Madrid le falta algo.

Soy una fanática de mi ciudad, reconozco que procuro sacarle el máximo provecho día tras día. Quienes me conocen bien saben a ciencia cierta que no soporto quedarme en casa sin hacer nada, a menos que la salud me lo impida y me entren unas ganas terribles de sepultarme bajo la manta e inflarme a películas (como me sucedió ayer, con la gran E.T) Saben que adoro pasear todo cuanto me permitan mis piernas, y que no pierdo detalle de todo cuanto pasa por sus aceras.

Pero cuando pasas un fin de semana en una ciudad como la capital francesa, sin quererlo te das cuenta de que te invade el sentimiento de querer que tu ciudad esté más cuidada, de que los escaparates de las tiendas sean más bonitos, eso sí..Se agradece que la gente de aquí sea bastante más maja (Por decirlo lo más castizo posible.)

En definitiva, fuí muy feliz durante mi corta pero no menos intensa estancia en París.

Tuve la oportunidad de descubrir un poco más de cerca a un cantante que ya empezaba a llamarme la atención antes de cojer el avión.. Como es francés, en su propio país es bien reconocido, porque ya se sabe que se quieren y protegen muy mucho entre ellos :)
Seguramente habréis oído ya en la radio o en algún que otro garito una interesante y pegadiza versión del conocidísimo tema "Seven Nation Army" de los White Stripes.
Si no es así, os invito a disfrutarla, prometiendo que el decorado del video clip no tiene nada que ver con el aspecto de éste blog! Yo también aluciné cuando ví en primera secuencia una fila de lavadoras vintage.

http://www.youtube.com/watch?v=C4XKNNl31Gc

Espero que lo bailéis y tarareréis gustosamente, os obsequio también con un enlace directo al Myspace de éste pizpireto chavalín que se las apaña bastante bien.

 http://www.myspace.com/oncleben

Un saludo y guardáos de las lluvias!

2 comentarios:

clara dijo...

París es envidiable, por su belleza. No hay calle que no guste, pero como bien dices, Madrid es inigualable por su gente.
Deberíamos valorarnos más, y saber que tenemos todo lo bueno del resto de ciudades!

VIVA MADRID!

Andrea dijo...

Mi primer comentario! No quepo en mí de alegría! Gracias mi amor